Contrataciones

ASMAHAN MEDINET ofrece su baile a todas aquellas personas que desean dar un toque de distinción a sus eventos sociales, ofreciendo distintas modalidades de show, según el evento. Los espectáculos pueden ser de una bailarina profesional solista (ASMAHAN MEDINET), danza en grupo o combinación de ambas. Más de diez años de experiencia nos avalan. El espectáculo dura entre 10-30 min, pudiendo adaptarse a las necesidades de cada evento.

(Aniversarios, Bodas, Cumpleaños, Fiestas Temáticas, Mercados Medievales, Fiestas Alternativas, Inauguración de Locales, Restaurantes, Reuniones Empresariales, Cenas, Jornadas Culturales, Clases Especiales para Danza Oriental y/o Danza Bollywood para Despedidas de Soltera)

Para contrataciones llamen al:

Tlfno:630136918 (lunes a viernes) o escriban a: info@asmahanmedinet.es

En todos los casos, las contrataciones se harán según disponibilidad de horario y mediante entrevista previa.

5 nov. 2007

El rostro de TUT

LUXOR, Egipto (EFE). La Nacion 4/11/07 — La momia del faraón Tutankamón fue sacada de su sarcófago y desvelada al gran público por vez primera en la historia, en medio de un gran revuelo mediático. Desde hoy, la momia descansará en una urna de plexiglás transparente, al abrigo del polvo, la humedad y las temperaturas, a poca distancia de su sarcófago vacío, dentro de su misma tumba. "Con la colocación de la momia en la vitrina, mandamos al rey dorado a la vida eterna", dijo exultante Zahi Hawas, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades e impulsor de este proyecto. "Es un gran día", dijo satisfecho el patrón de las antigüedades egipcias.


La momia del "Faraón Niño" tiene la nariz chata, los dientes pronunciados y la cabeza redonda, según pudieron constatar los numerosos medios internacionales congregados para asistir a este traslado histórico. Precisamente hoy se cumplen 85 años del descubrimiento de la momia por parte del arqueólogo británico Howard Carter. Varias televisiones, encabezadas por National Geographic y Discovery Channel, grabaron el momento del traslado y lo transmitieron en directo en una pantalla situada fuera de la cámara mortuoria. La ceremonia de hoy estuvo reservada a la prensa, y el gran público y los turistas deberán esperar hasta mañana para ver la cara del faraón más famoso de la historia.

Zahi destapando a la momia

Sin embargo, el parisino Michel Denis logró introducirse junto a los periodistas y se convirtió en el primer turista en ver el codiciado rostro: "Es fantástico, impresionante; a mí me ha pillado de sorpresa, es mucho más impactante ver la momia en su lugar natural y no en los museos". Apenas medio centenar de personas, todos ellos arqueólogos y especialistas, habían podido ver hasta el día de hoy el rostro de Tutankamón, un faraón cuyo reinado fue anodino pero que debe su fama al hecho de que fue el único cuyo ajuar fue encontrado intacto al no ser pasto de los saqueadores.

Un Poco de Historia (por Asmahan)

"Veo cosas maravillosas" fue lo que contestó Howard Carter a la pregunta de Lord Carnarvon, el mecías de las excavaciones que llevaba acabo en el Valle de los Reyes.

El 4 de Noviembre de 1922 Howard Carter, descubrió las 16 escaleras que conducian a la tumba de Tut Ankh Amón. Un faraón que no dejó mucha huella en la historia del antiguo Egipto, pues su reinado fue corto...pero cómo se suele decir, lo que te quitan por un lado te lo devuelven por otro y Tut se ha convertido en todo un símbolo y en la momia más conocida del mundo por el descubrimiento de su "casi" intacta tumba.

Lord Carnarvon y Howard Carter


Muchos fueron los nervios de esas primeras horas, lo que hizo que al principio no se tomasen muchas precauciones al sacar tanto los objetos (se deshacían al contacto con el aire del exterior) como a la misma momia...que después de varios examenes, hubo de ser conservada en su propia tumba porque también se estaba corrompiendo. De hecho, con tanto ajetreo se perdió el miembro viril de la momia. Hay que recordar que los métodos de los primeros egiptólogos eran un poco arcaicos y a veces primaba más la codicia que intentar conservar lo máximo para ir escribiendo la historia. Ya que realmente eran buscadores de tesoros, la egiptología como tal y como ciencia vendría más tarde.

Pero aunque fue un hecho histórico el descubrimiento de su tumba, pasó también a la historia por una supuesta maldición.

La Maldición (por Asmahan)

El primero en caer fue el canario de Carter, compañero en sus horas en la tumba. Una tarde notó que el canto se interrumpía bruscamente y, al levantar la vista, vio una cobra (la serpiente guardiana de los faraones) devorando a su infortunada mascota.

Lord Carnavon murió el 5 de Abril de 1923, por una picadura de mosquito infectada al cortarse mientras se afeitaba. Se agravó tanto que tuvo que ser trasladado al Cairo con urgencia. El 17 de marzo se conoció que una grave infección le había atacado la garganta, el oído interno y el pulmón derecho. Los doctores en El Cairo le dieron diversas inyecciones de suero que, aparentemente detuvieron el curso de la enfermedad. Sin embargo el 27 de marzo un ataque fulminante de neumonía se extendió por ambos pulmones. Según murió hubo un apagón en el hospital y se comenta que en ese mismo momento, su perra Suan, comenzó a aullar en Inglaterra muriendo en brazos del mayordomo de la familia. Un sin fin de más muertes fueron imputadas a la maldición de Tut, entre los que incluía un medio hermano de Lord Carnavon que murió de repente después de visitar la tumba, los científicos que hicieron radiografías a la momia, la secretaria..etc. Pero lo más sorprendente es que Carter vivió hasta los 67 años y murió de causas naturales. ¿Era cierta la maldición?

Hay ciertas teorías sobre esta maldición, desde simples coincidencias a que todos los que sufrieron los incidentes estaban condicionados a esa maldición... pasando por los estudios recientes, que aconsejan que cada vez que se abra una tumba hay que esperar y no entrar directamente, pues el aire acumulado a lo largo de los siglos contienen gérmenes y virus que podrían ser los causantes de enfermedades y quizás de muertes. Pero si hubiese realmente una maldición a todos aquellos que descubren tumbas...ya no quedarían egiptologos.

La Verdadera Historia del Faraón Tut (por Asmahan)

Tut, en realidad empezó a reinar como Tut Ankh Atón (amado de Atón) después de la desaparición del Faraón Ankhenatón (considerados como muchos, el rey hereje por pasar de una religión con multiples dioses a una monoteísta). Pero presionado por los sacerdotes de Amón, (que estaban deseando hacerse de nuevo con el poder) cambió su nombre a Tut Ankh Amón. Casado con una de las hijas de Ankhentatón, murió con 18 años, por lo que muchos piensan que fue un mero títere por llevar de nuevo el poder del dios Amón al pueblo.

Los egiptólogos no se ponen de acuerdo en los origenes de Tut. Unos dicen que fue el hijo de una concubina del rey Ankhenatón. Otros que de un militar de la corte, que después del casamiento con una de las hijas de Ankhenatón llegó al poder al desaparecer el primero...etc.

Tampoco hay unanimidad en la muerte del joven faraón. Algunos dicen que fue victima de una conspiración y que le dieron muerte mientras descansaba (a raiz de descubrirse el hundimiento en la parte posterior del cráneo de la momia). Otros que sufrió un accidente mientras cazaba y de ahí el golpe en el cráneo y los menos dicen, que no hubo ningún asesinato, ningún accidente y que todo se debió a la "torpeza" de los embalsamadores.

Todo ello conlleva a que la momia de Tut sea la más conocida, que choca con su tumba en el Valle de los Reyes porque es de las más pequeñas (quizás por las prisas de enterrarlo). Sólo tiene interés por lo que allí se descubrió (parece mentira que todo ese tesoro que se expone en el Museo de El Cairo, haya estado en esa minúscula tumba). De hecho, hay que pagar un plus si se quiere visitar (con la entrada al Valle de los Reyes se tiene derecho a visitar tres tumbas y la de Tut no está dentro de la lista).

Yo de momento no he entrado, pero lo haré en cualquier momento en las visitas que haga a Egipto....y ya os contaré....

5 comentarios:

Piky dijo...

Me parece impactante. Cuando miro el rostro, negro ya, pero perfectamente conservado pese los siglos del rey Tot, me extraño cuando aún la gente me pregunta por qué y cómo me puede gustar la cultura del Antiguo Egipto, y yo me pregunto lo contrario, ¿a quién no le puede fascinar o como mínimo despertar fascinación una cultura tan antigua y a la vez tan culta y avanzada para su época?

El faraón niño vuelve una vez más ha llenar las páginas de los periódicos y vuelve a ser en noviembre, mes en el que se descubrió su tumba en 1922. El poder mirar a la cara a Tutankamón es una experiencia de ensueño o fantasía para muchos (una de esos muchos soy yo, aunque espero algún día poder hacerla realidad)y más aún verla en su tumba, al lado de su féretro buff..

Esperemos que esta vez la prensa amarillista no lance 'tintas' e invente como en aquel año 22 una maldición, en mi opinión,imaginaria y fruto del espíritu aventurero de aquella época. Sinceramente no me creo nada de ninguna maldición de Tut,sino más bien (y como ya demostraron algunos estudios) de la existencia de un hongo en las paredes de la tumba que provoca síntomas que aun hoy no tienen un fácil diagnóstico.

Hace tiempo vi un documental sobre 'la maldición de Tot' y en él una egiptóloga hablaba de esa maldición. Ella comenta en el documental que cuando estaba aún en la universidad, uno de sus profesores siempre les decía que si algún día tenían la oportunidad de entrar en la cámara féretra de Tut que no salieran sin tocar las pinturas de las paredes, pues eran un tesoro que vencía al tiempo. Siguiendo estas instrucciones, en su visita a la tumba del faraón niño ella tocó las pinturas, maravillada también por todo lo que le rodeaba. Lo que no sabía es que meses después parecería los mismos síntomas que Carter y los demás.

¿Maldición? o diría que más bien castigo de la propia naturaleza, de un hongo. Y es que...¿qué daño puede hacerte un niño, aunque sea faraón?

Besinesss

Asmahan Medinet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Asmahan Medinet dijo...

Menudo consejo el del profesor! Ya no por la enfermedad que se llevó de "regalo" la chica...si no por lo de "tocar las pinturas". Hay que aconsejar todo lo contrario...pues si todos hicieramos lo mismo, ya no quedarían pinturas que ver. Muchas tumbas han sido cerradas por esas causas. La de Nefertiti, por ejemplo, tuvo que ser cerrada para ser restaurada. El sudor de miles y miles de turistas hizo que las pinturas empezaran a estropearse. De hecho, ahora mismo las visitas a dicha tumba son limitadas. Lo que se ha conseguido con estas actitudes, es que el gobierno egipcio tomase tajante decisión de prohibir hacer fotos ya sea con o sin flash en tumbas, templos y museos. Sólo se pueden hacer al aire libre y es que las restauraciones cuestas años y mucho dinero.
Sobre las maldiciones, los antiguos egipcios al ver que se saqueaban las pirámides (porque no sólo están las de Giza, hay muchas más) optaron por trasladarse al Valle de los Reyes (cuyo valle está rodeado por una montaña con forma que asemeja a una pirámide). fuera del alcance de los ladrones. Pero tampoco surgió efecto, así que comenzaron a escribir frases amenazantes contra los que osaran interrumpir su sueño eterno para robar sus pertenencias. Desgraciadamente, tampoco surgió efecto y tales fueron los robos que los sacedotes de Tebas optaron por sacar del Valle a las momias de los más importantes faraones para esconderlos en un refugio. Este escondite fue años más tarde encontrado por Maspero (1881) y fue bautizado como el escondite de las momias reales. Se encontraba en Deir El Bahari, encima del templo de la reina Hatshepsut. Ahora estas momias descansan en una sala del Museo del Cairo.

Un besito!

elena s dijo...

Me encanta todo lo relacionado con Egipto y desde que pude ir a conocerlo en persona mas aun.
Un saludo y enhorabuena por la web

Asmahan Medinet dijo...

Muchas gracias!. Tu web también es muy interesante.A lo que nos pasa se llama...Egipcitis,je!. Un saludo