Contrataciones

ASMAHAN MEDINET ofrece su baile a todas aquellas personas que desean dar un toque de distinción a sus eventos sociales, ofreciendo distintas modalidades de show, según el evento. Los espectáculos pueden ser de una bailarina profesional solista (ASMAHAN MEDINET), danza en grupo o combinación de ambas. Más de diez años de experiencia nos avalan. El espectáculo dura entre 10-30 min, pudiendo adaptarse a las necesidades de cada evento.

(Aniversarios, Bodas, Cumpleaños, Fiestas Temáticas, Mercados Medievales, Fiestas Alternativas, Inauguración de Locales, Restaurantes, Reuniones Empresariales, Cenas, Jornadas Culturales, Clases Especiales para Danza Oriental y/o Danza Bollywood para Despedidas de Soltera)

Para contrataciones llamen al:

Tlfno:630136918 (lunes a viernes) o escriban a: info@asmahanmedinet.es

En todos los casos, las contrataciones se harán según disponibilidad de horario y mediante entrevista previa.

18 jul. 2009

EGIPTO 2009: Llegada y Regreso de El Cairo

Cuando llegamos al Cairo, no nos imáginabamos lo que nos íbamos a encontrar... Antes de llegar al control policial, nos sorprenden con un dispositivo médico. No era cómo el de la foto...pero casi. Las batas blancas y las mascarillas, crearon un cierto desasosiego entre los impacientes viajeros que deseabamos respirar el aire de la noche cairota.

Nos hicieron rellenar un papel con los datos de nuestra residencia en El Cairo, por si durante los restantes 7 días eramos víctimas de la influenza. Al entregar esos datos, nos tomaban la temperatura...el que era sospechoso de algún síntoma, era apartado y tendría que permanecer en cuarentena. Yo rezaba para mis adentros, para que mi temperatura estuviese normal, ya que el viaje y la impaciencia por llegar, me habían levantado dolor de cabeza, por no hablar del moquillo que me había entrado gracias al aire acondicionado del avión. Señores de las compañías aéreas, si un viaje de 4 h nos descompone el cuerpo con tanto frío...no me imagino un vuelo de 14h...normal que los pasajeros den positivo en influenza!!. No sé con qué motivo lo hacen, pero me voy a creer que es para que los pasajeros estemos tan concentrados en guardar todo el calor posible y así no molestemos a los Ayudantes de Vuelo.

A lo que iba, al final pasamos sin ninguna novedad el control médico y pudimos comprar nuestras visas para entrar al país. Aún extrañadas de tanta prevención, porque en España habíamos salido sin ningún tipo de restricción, cogimos nuestras maletas y saludamos al Gran Gato (cómo yo llamo al Cairo).

A principios de Junio, se había dado el primer caso en Egipto de Influenza (coincidiendo con la visita de Obama) y parecía ser que con esas medidas se intentaba atajar el problema, pero a no ser por este hecho puntual, durante mi estancia allí no volví a recordar la Gripe A. No sé si será por la Influenza, por la Crisis o porque ya me acostumbré, pero este año me pareció ver menos turistas y el Ahlan Wa Sahlan fue más tranquilo que otros años.



La vuelta, fue más movidita por todo lo referente a la Danza Oriental que traía...Para ir, fui cargada de embutidos, libros, regalos y medio jamón..y nadie me dijo nada, ni intentaron revisarme el equipaje. Pero la vuelta...fue otra cosa!!.

Empecemos por el principio. El Aeropuerto de El Cairo (que por cierto, ha inagurado una nueva terminal...la Terminal número 3) es el único aeropuerto del mundo, en el que tienes que pasar un control policial antes de facturar tu equipaje y de recoger tu tarjeta de embarque. Eso significa, que según lo cruces...ya no puedes hacer nada, por estar con los tuyos (en el caso de que te acompañen) irremediablemente tienes que seguir avanzando y pasar el control de pasaportes hasta llegar a la zona de embarque. Vamos, que es una despedida bastante triste...Lo normal es facturar y hasta que te llegue la hora puedes estar en la zona común con tus amigos...pero aquí no. Supongo que es para evitar mucha aglomeración de gente, ya que familias enteras van a esperar a los recién llegados y no querrán que lo mismo ocurra en las salidas.

En el primer control policial, descubren una espada de baile en el equipaje y me hacen abrir la maleta. Extrañada hago lo que se me ordena...pero sin entender muy bien porqué, ya que estaba en el equipaje que iba a facturar y no en el de mano....y porque el año pasado, llevaba 8 espadas y nadie me dijo nada!. Después de la inspección por parte del policía y de preguntarme lo que me había costado, llama a un empleado de Iberia. El cual anota mi pasaporte y firma en un libro para dar fé de que sabe de la existencia de la espada. Primera prueba superada, falta la segunda...facturar el equipaje! Porque ya era consciente de que me había pasado y había tenido que comprar otra maleta en el Khan el Khalili. Me pasé en la maleta más grande (la naranja) pero cómo nadie me dijo nada...seguí mi camino hasta el control de pasaportes.

Ya entrando a la zona de embarque hay otro tercer control policial y aquí me pararon por el shamadan (candelabro). Estaba desmontado y lo llevaba en una bolsa, el policía lo pudo comprobar perfectamente pero no contento con eso mandó a una señora para que me revisara el bolso ("Qué bien!" pensé. "Cómo tengo poca mierdería ahí!") y pude continuar hasta la zona de embarque.

A la llegada a Madrid (y después del control de pasaportes) hay que pasar otro control policial y aquí de nuevo me pararon, para ver mi equipaje de mano (la maleta roja) ya que les salía algo "raro" por pantalla y me preguntaron si llevaba joyas..."joyas no...es ropa de danza..." Lo que veían en el monitor eran las monedas de los pañuelos. También me revisaron el ordenador y pude continuar mi ruta...

Después de 6h de espera en Barajas, llega por fin la hora de embarcar a Asturias...pero me dicen que mi equipaje de mano no puede ir conmigo (sólo me dejan la bolsa) que lo tienen que bajar porque hay poco espacio en el avión...Y tanto!! Si parecía de juguete. Es la primera vez que llego a pie a la pista para coger el avión!! Tanto en el despegue cómo en el aterrizaje se oía cómo se guardaban o salía el tren de aterrizaje y el espacio dentro, era mínimo...Alguien que tenga claustrofobia, lo hubiese pasado realmente mal.


Ya en el aeropuerto de Ranón, respiré tranquila al ver cómo salían del porta-equipajes mis otras dos maletas... porque con tanto trajín de revisiones, me temía que lo próximo era que alguna no llegase a destino...

Las recogí por la cinta de equipaje internacional (ya que las había facturado desde El Cairo directas a España) y cuando me disponía a abandonar la terminal, un guardia civil me pregunta de dónde vengo. Al responderle que de Cairo me pide amablemente que abra...todas las maletas!! ("Oh No! podías haberlo dicho antes...que me costó lo mío subirlas al porta-maletas" -pensé ya cansada de tanto registro). La única que se libró fue la maleta más pesada (la naranja) porque las demas fueron revisadas una a una y yo tuve que explicarle que era todo aquello que iba viendo. Anotado mi pasaporte, pude por fín salir del mundo de los aeropuertos.

Sinceramente, si tengo que pasar un control más...no sé si lo hubiese aguantado!!

4 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Te entiendo. Debe ser muy agobiante pasar todo ello. Besos.

Asmahan Medinet® dijo...

Cada vez es más difícil viajar en avión con tanto control! y nunca tuve tantas trabas como en este año...pero ya sabes, depende de quién esté en ese momento. Besos

Lestat dijo...

Joer qué desesperación me ha entrao sólo de leerlo. Creo que les habría tirado las maletas a la cara!!jeje

Asmahan Medinet® dijo...

Yo creo que vuelvo a pasar otro control y me lío a "pañuelazo" límpio jajajajaja. Nunca me había pasado algo parecido, la verdad...De ahí el otro post de las maletas...Qué relax y que libertad sería ir sin equipaje!!